community_manager_seo_garbeo

No es un misterio que estoy todo el santo día metida en Internet: redes sociales, grupos, blogs… Viendo y leyendo panoramas muy diferentes entre sí. A veces me da la impresión que en el mundo del Social Media existen sectores diferenciados (made in Facebook&Company)

Tres ideas para situarnos:

  • Evaluar en qué escala profesional (de conocimientos y experiencia) estamos. Qué se hacer, qué no, en que me tengo que formar, qué se me da bien, qué se me da regular y encima no me gusta…
  • Que no nos dé el patatús después de la evaluación. La realidad, es la que es hoy, en este momento, mañana será otra cosa, pero hoy contamos con lo que contamos.
  • Ofrecer y buscar apoyo entre los compañeros de batalla diaria. Este es el punto más delicado. Se requiere  inteligencia emocional, generosidad, confianza y valor. Además de que conlleva una gran responsabilidad al vincularte con el trabajo de otra persona.

A veces  tenemos un futuro incierto ante nosotros. Recorremos las redes, sintiendo que algo anda mal. Algo se nos escapa…  ¿Será que se está hundiendo el Social Media? ¿Quizá los Community Managers vamos a ser desterrados de un momento a otro por el departamento de Marketing “Mega-Mix”?

La realidad es que no todas las empresas cuentan con Departamento Mega-Mix. También existen las pequeñas y medianas empresas. Sí, lo reconozco, yo  quiero ser la CM de Bon Jovi, más claro el agua, pero el puesto está pillado (aarrggg!!). Bueno, pues nada, quizá pueda ser la Community Manager de la veterinaria de mi mascota, de la peluquería de enfrente de mi casa, del hotel donde trabaja mi amiga…

Y esto, bajo mi punto de vista, no sólo se consigue vía online; además  tienes que coger tu ordenador, tus argumentos y hablar con las empresas directamente, adaptarte a su economía y salir con una Fanpage debajo del brazo, por lo menos.

Sinceramente  yo prefiero darme una garbeo por la ciudad para hablar con las empresas que tirarme una semana haciendo cuentas para que me cuadre el SEO en un post para que Google lo ponga en primera fila, para que a alguien se le ocurra usar el buscador y para que después de todo eso llegue un pingüino, un oso panda, o Jumanji al completo y me tiren el chiringuito.

Hay que moverse offline y dinamizar online. Crear comunidades de aprendizaje, de intercambio de labores, hay que ser realistas, las cosas están mal, no somos nosotros, es la realidad económica, y la única forma que yo veo de intentar salir adelante es apoyarnos y sacarnos adelante entre todos.

El rapiñerío de conocimientos, la competencia voraz así como la falta de humildad para solicitar apoyo,  son síntomas absolutos de mediocridad profesional. Si sabemos, podemos y queremos ¿qué nos lo impide? Objetivamente nada. No podemos ser Lex Luthor y dominar el planeta de los Community Managers o Social Media Managers. Ojalá, porque eso significaría que no daríamos abasto y al final siempre acabaríamos echando mano de los demás. ;)

 

community_manager_empresarios

Los empresarios por malas experiencias propias y ajenas muchas veces desconfían de los profesionales del Social Media. Y a veces no les falta razón.

De los vendedores de humo y de los gurús yo no hablo. Es como si no existieran. Como he dicho, en ésta como en todas las profesiones hay mucho bluff, lo que no podemos permitir es que cuatro gatos que han querido dar el pelotazo en este sector con “dudosas artes” fastidien a los demás.

Las cosas han cambiado mucho. Ahora viene una nueva camada de profesionales que se enfrentan con un público/usuario/cliente más selectivo, con mayor cultura tecnológica y además agotado de venta y publicidad agresiva.

  • Cada vez prima más el contenido de calidad, por lo que el SEO se irá volviendo más natural y menos “robotizado” (además existen algoritmos que penalizan las páginas demasiado optimizadas).
  • Los tecnicismos crean desconfianza en todos los sectores, los anglicismos, como SEO, hay que aceptarlas porque la lengua materna de los que manejan el cotarro , que además son los que inventan, (cosa que nosotros no hacemos o hacemos más bien poco) es el inglés.
  • El diseño de páginas web cada vez es más accesible, utilizando gestores de contenido como WordPress que es el que hoy en día utiliza la mayoría de las empresas.
  • El mundo del marketing tampoco es lo que era en los tiempos de Avon puerta a puerta, ha pasado por el mix, el relacional, y vete tú a saber cuántos más. Lo que hay que entender y asumir es que el marketing, de una forma u otra, no es más que una serie de técnicas y estrategias para convencer al consumidor. Cuando el consumidor cambia, las técnicas de marketing cambian, pero volvemos a lo mismo, cada vez son menos agresivas y más empáticas, porque si no lo son, nos mandan a freír espárragos.
  • El tema de la intangibilidad de resultados es justo la trampa en la que caen los empresarios y ahí es donde se cuelan los vende humos. Cualquier Community Manager  o profesional del Social Media te puede hacer una estrategia, marcar unos objetivos, llevarlos a cabo y medirlos. Pero el que te diga que todo va a ir sobre ruedas, te saque una gráfica muy bonita con todos tus beneficios… ya está vendiendo humo. Porque hay cosas que sí son medibles, pero cuando tratas con personas, con atención al público, que en esencia es lo que es esto, hay cosas que son de feeling, que no son medibles, y es dónde está el verdadero profesional marcando la diferencia (pueden ser evaluables, pero no medibles).

Los empresarios tienen la costumbre de querer todo en números, por eso en cierta forma dan cabida a los prestadores de este servicio para que les vendan lo que quieren comprar… Son en ese sentido la presa más fácil del no profesional. Y si a eso le sumas los cara duras que andan por ahí…

Aquí el asunto es que nunca nos vamos a poner de acuerdo,los empresarios (no todos) piensan de una forma y los Community Manager lo hacemos de otra. Y esa, es nuestra tarea más compleja, enfrentarnos día a día con este tipo de opiniones, que de algún modo no dejan de ser ciertas, pero pagamos justos por pecadores.

Hablando sobre los precios que piden los profesionales 2.0, ¿no son asequibles  a las pymes? ¿estamos en posición determinado grupo de profesionales de ponernos a exigir sueldos? Ya os digo yo que no, los habrá, pero no son la mayoría.

No puedo dejar de defender mi punto de vista, sobre todo en este foro, dónde lo que se enaltecen son los valores de los profesionales o futuros profesionales del Social Media. Ése es mi cometido en Confesiones de una Community Manager.

Mi trabajo es otro, aunque debo de decir que tengo la suerte de trabajar con gente extremadamente minuciosa en temas de calidad antes que cantidad, no se les puede vender humo porque no quieren comprarlo. Y os puedo asegurar  que  es más fácil vender humo y desvanecerte en él, que crear calidad y mantenerte. Esto es una carrera de fondo, a medio o largo plazo, y sobre todo de confianza.

Lo que necesitamos los que nos abrimos paso en este sector es que los empresarios confiéis en nosotr@s, nos deis la oportunidad de demostrar lo que podemos hacer con vuestras empresas y movilizar la economía.

El trabajo de  Community Manager no se basa sólo en hacer 3 publicaciones al día por marca, eso es lo que se ve, pero es la punta del iceberg, sólo eso.

Me gustaría finalizar diciendo que antes de Community Manager he sido empresaria, que como a muchos, nos tocaron malos tiempos. La diferencia entre un empresario y otro es la mentalidad, la capacidad de seguir creyendo en uno mismo y en los demás.

mary poppins destacada

¡Bueno, bueno, que fuerte lo que llevamos las chicas en los bolsos! Y ahora que están de moda los bigs, ya no te digo… La cartera sin un duro, el móvil con su funda fashion, el estuche de pinturas que es un microcosmos dentro del bolso, los paracetamoles, el cepillo del pelo, los pañuelos, los auriculares y el ratón del ordenador, la libreta, dos o tres bolis, unos cuantos tickets viejos, dos o tres panfletillos que nos dan y nos da corte tirar, las gafas de repuesto, a veces las manoletinas para descansar de los tacones, la lista de la compra, chicles o caramelos, un botellín de agua, sobres de azúcar por si te da el bajón, sacarina por sí el camarero de la cafetería está enajenado y no te la trae, ¡las llaves! con su muñeco de peluche colgando, un libro si vas en transporte público o el periodicucho de turno para no mirar al de enfrente, el cepillo de dientes…Y todo esto solo para ir a trabajar….

¡Ah! Se me ha olvidado deciros que a mi bolso le llamo cariñosamente Google, ya por deformación profesional… Y claro cada vez que me llaman al móvil o me quiero pintar los labios antes de que se pare el ascensor, pasa lo que pasa, que no encuentro el pintalabios, el móvil ya ni te digo, (y no quiero entrar en detalles del doble fondo que surge en algunos bolsos cuando se rompe el forro…)

Pero ¡Menos mal que esta aquí el señor Seo para arreglar este desmadre! Don Seo con sus técnicas por ahora infalibles. Digo, hasta que cambie de bolso o aparezca algún animalejo (algoritmos) como PandaPinguen que penalizan a las páginas que están demasiado optimizadas, corriendo el riesgo de que Google se cabree y te mande directo a el Sand Box (la caja de arena, lo peor que te puede pasar en Google… ya haré un post con todos los chantajeos a los que nos somete Google y que ahora le podemos sumar Facebook…) Volviendo al tema, que me pierdo…

Don Seo se encarga de esparcir el contenido de mi bolso, analizar detenidamente qué es cada cosa que llevo, mandar al garete lo que no sirve, y posicionar lo que es más importante para mi, el pintalabios y el móvil, así cuando meta la mano en el bolso lo primero que me encontraré sera eso y no otra cosa. Además toma en cuenta ¡cómo meto la mano en el bolso para buscar! (es muy meticuloso…)

Esto aplicado a las empresas, marcas o profesionales que se quieren posicionar en Internet es de vital importancia, ya que aparecer en los primeros lugares de los motores de búsqueda puede suponer la diferencia entre existir y no existir. Siempre es recomendable acudir a un profesional de este campo, normalmente los community managers  tocamos algo del tema, pero es más complejo de lo que se pueda pensar, requiere un estudio de palabras clave (keywords) adaptadas a lo que el usuario busca y a cómo lo hace, “además de” o “por encima de” lo que tu vendes y esto a veces es difícil de manejar.

Esto ¿qué quiere decir? Pues que su tu vendes melocotones y el usuario busca “malacotones”… te tendrás que posicionar usando esa palabra clave si quieres salir en los primeros puestos (es un ejemplo un poco basto, pero es así) ¿Como funciona esto? Pues cuando escribes el contenido de tu blog o web no lo haces de forma natural, si no incluyendo los términos de búsqueda asociados a tu marca, en diferentes párrafos  por orden de importancia de arriba a abajo, y con una densidad aceptable (porcentaje de palabras clave dentro de todo el texto).

Y claro ver la palabra “malacotones” veinte veces en un post es… ¡trágico! Hay otras formas de posicionamiento menos agresivas como el uso de enlaces externos a páginas de contenido de interés, como la Wikipedia, hacer uso de negritas, optimizar los nombres de las fotografías (ponerle el nombre “malacatones” a la foto en vez del texto, es mas discreto…) A mi personalmente no me gusta ser esclava del SEO, pero admito que es indispensable, por lo que hay que llegar a un equilibrio, pero si me pones a elegir me quedo con la calidad del contenido que con la densidad de las palabras claves.

Sinceramente el SEO me preocupa en cuanto a adquirir los conocimientos necesarios para llevarlo a cabo en mi trabajo de una manera decente, pero a nivel personal y de blog, no me preocupa en lo absoluto ¿una locura? No me extrañaría… pero no me gusta escribir sumando, restando, buscando a ver que busca la gente, y para colmo no se me da bien. No creo que “El Bolso de Mary Poppins” vaya a salir en los primeros resultados de búsqueda cuando metas en Google “seo” o “posicionamiento”, porque si sale ¡¡¡ me asustaría más que si no sale!!! Porque el título no tiene nada que ver con el tema ¿y…?

A mi realmente me interesa que leas esto, no que lo encuentren en Google, pero claro yo no vendo nada. Hay distintos puntos de vista como en todo, hay profesionales que le dan una importancia enorme al SEO, ya que si no te encuentran, ¿para qué sirven todas las demás acciones en redes sociales?, sin embargo hay quienes se niegan al detrimento de  calidad de su contenido a favor del SEO.

Metiendo palabras claves por doquier, haciendo la lectura repetitiva y monótona, y escribiendo básicamente contra natura. Una empresa necesita hacer Seo de una u otra forma, aunque ya son varias las opiniones que se decantan más por la conexión con el usuario y el contenido de calidad que por meter veinte veces la misma palabra clave. La pregunta es clara : “¿Seo o no Seo…? Esa es la cuestión”  ;)

Os dejo un enlace a un Tutorial de Seo vía www.portal-seo.com

Bañera

Y… ¿ahora qué hago?. Es la primera pregunta que se le suele venir a una  community manager cuando se enfrenta a la amplia gama de productos o empresas que tiene que gestionar.

No es lo mismo vender los tacones de “Miss Fashion”, que te dan mucho juego, que vender tuberías, que tienen el mismo derecho a tener un lugar digno y atractivo en Internet.

El problema no son las tuberías, sino la cabeza de la community manager, que normalmente empieza a girar libremente por el espacio de las tuberías pensando y pensando.. ¡Pero mira que son feas!, ¡¿Cómo voy a hacer una fanpage de esto?!  ¡¿A quién le va a interesar hacerse fan de Tuberías Manolito?!

Pues a mucha más gente de la que pensamos, básicamente porque son fundamentales en la construcción de un edificio, y aunque a mí no me gusten, sí que me gusta mi bañera  de hidromasaje, aunque no me pongo a espiar qué tubos lleva, para qué nos vamos a engañar.

Pero es posible que te ocurra que estés tan relajada en tu bañera y  de repente  se empiece a vaciar y escuches un ruido sospechoso  tipo las Cataratas del Niágara en el primer piso, bajes (como puedas) a ver qué está pasando y te encuentres con agua cayendo a mares desde el techo. ¡Já! entonces si que te van a importar las tuberías y cuando veas tu preciosa bañera desmontada por un tipejo con sus tubitos por fuera…te va a dar algo ¡te lo aseguro!

Para una buena community manager la “lucha” entre lo técnico y lo comercial no debería ser tanta, en mi opinión.

A Manolito, no por ser fontanero le va a encantar  ver imágenes de tuberías en una web a la que entra porque necesita comprarlas para hacer una obra, las tendrá qué ver, claro está. Pero si le  ponen las imágenes de un baño espectacular, con una bañera preciosa, pensará ¡eso quiero hacer! y luego se irá a ver qué necesita para llevar acabo su proyecto,  al tema de las tuberías que al fin y al cabo es lo que vende la web.

Pues si Manolito está navegando por Internet y entre tantas tuberías ve una web con ese baño tan atractivo, seguro le llama la atención y entra a curiosear y de ahí “todo lo que escurra es miel”. Porque hemos conseguido llamar su atención.

Cuando se trata de vender productos que no son atractivos o son difíciles de posicionar (como tuberías)  hay que apoyarse en  descripciones funcionales amenas,  fotos atractivas de baños, cocinas, familias muy contentas en el salón con su calefacción… además de  enlaces a la información técnica. Y por supuesto estar siempre respaldados por la calidad del producto y del servicio.

A Manolito le va hacer mucha ilusión ver en imágenes atractivas como queda su trabajo y a mí… ¡que me arregle la bañera!