community-manager-opiniones-me-gusta-estrategico

¿Formamos  parte de las estrategias de los demás profesionales? ¿El compartir o no determinado contenido, además de hablar de nosotros, alinea nuestras ideas con las de los demás?

En mi opinión, es un error pensar que el valor de nuestro contenido es directamente proporcional a la interacción y/o reacción, inevitablemente subjetiva, que genere en Redes Sociales, ya sea positiva o negativa.

De nosotros va a depender fundamentalmente realizar trabajos de calidad, atendiendo honestamente a nuestras ideas e intentado aportar un valor, una opinión argumentada.

Siendo sabedores de lo anterior, el “me gusta”  puede convertirse en un verdadero Indicador Social a estudiar, mucho más allá de la curva de acogida de nuestros contenidos en Redes Sociales. El uso del “me gusta” estratégico puede pasar inadvertido pero cada vez somos más conscientes de esta práctica; algunos ejemplos de estas acciones son:

  • Me gusta indiscriminadamente todo lo que publican mis compañeros, amigos o neutrales de mi actividad.
  • No me gusta nada de lo que publica mi competencia aunque prediquen exactamente lo mismo que yo.
  • Me requetegustan las críticas a contenidos que ataquen algo que me molesta pero soy incapaz de expresar.

La lectura de la  famosa manita con el pulgar levantado puede que no sea tan simple como pensamos pero quizá si observamos atentamente nos revele más de lo que esperamos.

BUENOS USOS DEL “MG” DE FACEBOOK

 “MG”  todos los comentarios que vierten los usuarios en mi fanpage 

Puede que te gusten, puede que no. En el segundo caso puedes hacer tu exposición. Es de muy mala educación comunicativa tener unos comentarios en tu fanpage gustados y otros no, además de una falta de respeto al usuario que dedica su tiempo aunque sea a criticarte. En este sentido tu  “mg” no significa que te guste, sino que lo has visto, lo has leído, y por ende eres consciente de lo que opina esa persona, aunque no te agrade.

Tal vez en una fanpage inocua no llame demasiado la atención, pero si soy una multinacional con 80 comentarios, ¿cómo voy a tener en unos  “mg”  y otros no? ¿Bajo qué criterio?  El criterio que debe primar en un campo donde la inmediatez de respuesta es primordial, es la educación y la cortesía, después podremos exponer nuestro punto de vista. “Lo cortés no quita lo valiente.”

 “MG”  el contenido que aportan mis compañeros. 

El hecho de dar “mg” significa que aprecias el esfuerzo y el trabajo del contenido que aportan y que, por supuesto, has leído. Puede que discrepes en algún punto, pero  creo que a la mayoría nos motiva recibir opiniones y críticas constructivas; incluso podemos pulir nuestra forma de pensar.

“MG”  el contenido que aporta mi competencia. ¿Por qué no? ¡Si me gusta, pues me gusta y punto!

Aquí el “problema” está en el pensamiento paranoide que tenemos algunos profesionales al pensar que el Corporativo de Google o Coca-Cola está pendiente de lo que comunicamos para tener excusas para no contratarnos o meternos en la lista negra.

Sinceramente no creo que haya un Head Hunter leyendo mi blog o siguiendo mi actividad para “echarme la cruz”, y si lo hubiera, ya sabe a qué atenerse. Ante todo debemos tener seguridad en nosotros mismos y en nuestro trabajo, y esta seguridad real sólo te la da el ser fiel a tus pensamientos, siendo consciente de que son subjetivos, de que no todo el mundo comulga con ellos y de que por supuestísimo respetas las opiniones contrarias.

También  existe contenido que no hemos “gustado”. La mayoría de las veces nos perdemos lo mejor. Yo soy del pensamiento “más vale tarde que nunca” y volver a post tardíos, por dos motivos, porque el propio post/autor lo amerita y porque muy probablemente esté enriquecido con los comentarios de otros profesionales.


Por lo tanto, desde mi punto de vista, todo lo que pase alrededor de nuestras acciones sociales y mediáticas no es ni tan bueno, ni tan malo. Debemos de conservar cierto escepticismo en las reacciones a nuestra presencia en Internet e intentar tener un conjunto de compañeros que estén dispuestos a darte una opinión honesta, que es la que tendremos que sumar a nuestro propio criterio, para seguir el mismo camino o cambiar el rumbo.

Y cómo decía  Steve Jobs: “Que el ruido de las opiniones de los demás, no acalle tu voz interior”

Post publicado para la Revista Digital TechPuntoCero

email