community_manager_vacaciones

Basada en hechos reales con la participación estelar y bochornante de Confesiones de un Community Manager, en el papel protagonista del desquiciamiento absoluto.

En el patético papel de la Anna Farris de turno en la típica comedia  donde el mundo conspira para que la protagonista de nuestra historia la líe parda, como no podía ser menos.

Sinopsis:
La Tipica Community Manager se marcha dos semanas de vacaciones a tierras francesas, su estancia allí se convertirá en una trepidante aventura donde entre castillos y torres el wifi se presentará como protagonista absoluto.

¿Puede un@ Community Manager estar de vacaciones? La respuesta es ¡¡no!!

Responsabilidades mínimas e ineludibles del Community Manager:

  • Actualizaciones  de redes sociales en tiempo real (la programación aveces es necesaria pero cuanto menos hagamos uso de ella mejor)
  • Respuesta  nuestros usuarios de forma inmediata.
  • Interacción con la comunidad.
  • Difusión de contenido trascendente. (Todo puede ser que estás de vacaciones y re-aparezca Megaupload y no lo puedas tuitear)
  • Respuesta a e-mails.
  • Actualización del blog.

Pues bueno abrocharos los cinturones que allá vamos ¡¡de vacaciones!!  Já! De “vacaciones” quiero decir.

Aquí estoy viajando con mi portátil y todos los dispositivos móviles que mi presupuesto me permiten, en este caso el móvil “pelaó y mondaó” sin tarifa en el extranjero y a expensas de código wifi del hotel de turno (qué miro ansiosa desde el otro lado del mostrador de recepción) “La llave de su habitación, el desayuno se sirve de…”… “Siiiiiiii, sí, gracias ¿tenéis wifi?” Salgo con mi   papelucho la mar de contenta y me piro a la habitación.

PEROOOOOOOO: Esta vez se me ocurre la fabulosa idea de dejar en la habitación mis mas preciadas pertenencias:  bolso, maleta+neceser y mi equipo de telecomunicaciones (móvil y portátil), aaaayyyyyyyyy!!!  Crasoooo error!!! “Nunca, nunca en ninguna circunstancia digas: volveré, porque puede que no vuelvas”

¡Nunca dejes el rímel, el portátil y el inhalador de rescate asmático en el mismo sitio! Esto es como las familias importantes, viajan en diferentes aviones por si hay un percance no se hunda la dinastía.

Pues vamos al lío, cierro la puerta con veinte vueltas a la llave  y me voy a zampar (¡¡me pegué un cenorrío de escándalo!!!) y cuando me dispongo a retirarme a “mis aposentos” a dormitar…  OMGxOMGneeeeeeeeeeeessssss!!!! La puñetera puerta no se abre, la cerradura está atascada, al cerrar se ha girado el cilindro y ¡no abre! (esta chica, que para nada “soy yo”  ;) está en una B&B en Francia, propiedad de un señor austriaco, de lo más majo y tranquilo).

Después de estar media hora trasteando con la llave la “chica” (que ya en ese momento había olvidado hasta el inglés) le trata de explicar torpemente que por que no le mete un gancho a la cerradura (a lo ratero, que remedio…) el tío se va y llega ¡¡con un clip!! Y como es obvio no logra nada, la puerta es alemana y de seguridad, por lo que le dan otra habitación y la mandan a dormir, con la frase mas horripilante que le puedes decir a una Community Manager  que está alejada mas de dos metros de un dispositivo con conexión a Internet : “Tomorrow we’ll see…” , ¡¡Pero que “tomorrow” tengo que publicar!! ¡¡¿¿Cómo qué we’ll see??!!

Claro ahí estoy, en otra habitación, sin mis cosas, mirando al techo, así que no se me ocurre otra cosa que ir a fastidiar al anfitrión para decirle que si no sería posible darle un “cristalazo” a la ventana y entrar a la habitación, a lo que el tío, muy amable me dice que eso no nos asegura poder abrir la puerta por dentro (So what??!! ) Pensé, si lo que quiero es sacar mi ordenador, la solución era sencilla “cojo un pedrolo, lo envuelvo en una toalla, le meto al cristal, abro la ventana y entro, saco el portátil, el pijama  y a dormir tranquila… ” Pero claro, el hombre me dijo que aunque las ventanas eran de cuadritos el cristal era de una sola pieza (noooooo!!!) y me miraba como si estuviera realmente chiflada, ok, bueno “tomorrow we’ll see”

Y ahí estoy a las 4 am despierta pensando, ¡¿Cuánto falta?! A la mañana siguiente me asomo y veo el desastre, otro tío tratando de forzar la cerradura, desde las 8 a las 11 de la mañana, ¡La tecnología alemana nunca falla! Y claro, cuando recupero mi chute contra el asma, el rímel y el portátil me tengo que pirar de la Casa, así que me quedo sin Internet ese día, y al siguiente porque el  otro destino no tenia wifi.

Pues si, estas son las típicas vacaciones de una Community Manager , donde estés donde estés vas a preguntar si tienen wifi, vas a llegar al hotel reventada a conectarte a Internet, a actualizar tus redes, antes de que alguien llame a la bofia debido a tu ausencia durante unas horas.

Recomendaciones antes de salir de vacaciones:

  • Hacer uso del Hootsuite, para programar tus redes, a las mismas horas que acostumbras a publicar.
  • Avisar a algún commpañer@ de que vas a estar ausente, para que te avise de algún posible inconveniente y puedas resolverlo cuanto antes.
  • Dedicar un tiempo prudente por la noche a responder a los usuarios, ya que la interacción con otras redes será complicada, por la falta de tiempo.
  • Revisar el Time Line para ver las actividades de la Comunidad, y aunque sea dejar un “me gusta” si no tienes tiempo a hacer comentarios.

Consecuencias y Soluciones:

  • Es más que probable que bajen las cifras de alcance de la semana: hay que poner más empeño durante unas cuantas semanas para repuntar, pero ya os digo que el empeño se da solo, de forma natural, canalizando el “mono” de dos semanas sin Facebook.
  • El Twitter desatendido es nefasto, ya que es una red más veloz: habrá que ponerse al dia, contestar los tuits y asimilar que no es posible llevarlo todo a la vez.
  • Habrá personas en la Comunidad que se preguntarán si estas viva: hay que avisarles de que hemos vuelto…
email