community_manager_empresarios

Los empresarios por malas experiencias propias y ajenas muchas veces desconfían de los profesionales del Social Media. Y a veces no les falta razón.

De los vendedores de humo y de los gurús yo no hablo. Es como si no existieran. Como he dicho, en ésta como en todas las profesiones hay mucho bluff, lo que no podemos permitir es que cuatro gatos que han querido dar el pelotazo en este sector con “dudosas artes” fastidien a los demás.

Las cosas han cambiado mucho. Ahora viene una nueva camada de profesionales que se enfrentan con un público/usuario/cliente más selectivo, con mayor cultura tecnológica y además agotado de venta y publicidad agresiva.

  • Cada vez prima más el contenido de calidad, por lo que el SEO se irá volviendo más natural y menos “robotizado” (además existen algoritmos que penalizan las páginas demasiado optimizadas).
  • Los tecnicismos crean desconfianza en todos los sectores, los anglicismos, como SEO, hay que aceptarlas porque la lengua materna de los que manejan el cotarro , que además son los que inventan, (cosa que nosotros no hacemos o hacemos más bien poco) es el inglés.
  • El diseño de páginas web cada vez es más accesible, utilizando gestores de contenido como WordPress que es el que hoy en día utiliza la mayoría de las empresas.
  • El mundo del marketing tampoco es lo que era en los tiempos de Avon puerta a puerta, ha pasado por el mix, el relacional, y vete tú a saber cuántos más. Lo que hay que entender y asumir es que el marketing, de una forma u otra, no es más que una serie de técnicas y estrategias para convencer al consumidor. Cuando el consumidor cambia, las técnicas de marketing cambian, pero volvemos a lo mismo, cada vez son menos agresivas y más empáticas, porque si no lo son, nos mandan a freír espárragos.
  • El tema de la intangibilidad de resultados es justo la trampa en la que caen los empresarios y ahí es donde se cuelan los vende humos. Cualquier Community Manager  o profesional del Social Media te puede hacer una estrategia, marcar unos objetivos, llevarlos a cabo y medirlos. Pero el que te diga que todo va a ir sobre ruedas, te saque una gráfica muy bonita con todos tus beneficios… ya está vendiendo humo. Porque hay cosas que sí son medibles, pero cuando tratas con personas, con atención al público, que en esencia es lo que es esto, hay cosas que son de feeling, que no son medibles, y es dónde está el verdadero profesional marcando la diferencia (pueden ser evaluables, pero no medibles).

Los empresarios tienen la costumbre de querer todo en números, por eso en cierta forma dan cabida a los prestadores de este servicio para que les vendan lo que quieren comprar… Son en ese sentido la presa más fácil del no profesional. Y si a eso le sumas los cara duras que andan por ahí…

Aquí el asunto es que nunca nos vamos a poner de acuerdo,los empresarios (no todos) piensan de una forma y los Community Manager lo hacemos de otra. Y esa, es nuestra tarea más compleja, enfrentarnos día a día con este tipo de opiniones, que de algún modo no dejan de ser ciertas, pero pagamos justos por pecadores.

Hablando sobre los precios que piden los profesionales 2.0, ¿no son asequibles  a las pymes? ¿estamos en posición determinado grupo de profesionales de ponernos a exigir sueldos? Ya os digo yo que no, los habrá, pero no son la mayoría.

No puedo dejar de defender mi punto de vista, sobre todo en este foro, dónde lo que se enaltecen son los valores de los profesionales o futuros profesionales del Social Media. Ése es mi cometido en Confesiones de una Community Manager.

Mi trabajo es otro, aunque debo de decir que tengo la suerte de trabajar con gente extremadamente minuciosa en temas de calidad antes que cantidad, no se les puede vender humo porque no quieren comprarlo. Y os puedo asegurar  que  es más fácil vender humo y desvanecerte en él, que crear calidad y mantenerte. Esto es una carrera de fondo, a medio o largo plazo, y sobre todo de confianza.

Lo que necesitamos los que nos abrimos paso en este sector es que los empresarios confiéis en nosotr@s, nos deis la oportunidad de demostrar lo que podemos hacer con vuestras empresas y movilizar la economía.

El trabajo de  Community Manager no se basa sólo en hacer 3 publicaciones al día por marca, eso es lo que se ve, pero es la punta del iceberg, sólo eso.

Me gustaría finalizar diciendo que antes de Community Manager he sido empresaria, que como a muchos, nos tocaron malos tiempos. La diferencia entre un empresario y otro es la mentalidad, la capacidad de seguir creyendo en uno mismo y en los demás.

email