mary poppins destacada

¡Bueno, bueno, que fuerte lo que llevamos las chicas en los bolsos! Y ahora que están de moda los bigs, ya no te digo… La cartera sin un duro, el móvil con su funda fashion, el estuche de pinturas que es un microcosmos dentro del bolso, los paracetamoles, el cepillo del pelo, los pañuelos, los auriculares y el ratón del ordenador, la libreta, dos o tres bolis, unos cuantos tickets viejos, dos o tres panfletillos que nos dan y nos da corte tirar, las gafas de repuesto, a veces las manoletinas para descansar de los tacones, la lista de la compra, chicles o caramelos, un botellín de agua, sobres de azúcar por si te da el bajón, sacarina por sí el camarero de la cafetería está enajenado y no te la trae, ¡las llaves! con su muñeco de peluche colgando, un libro si vas en transporte público o el periodicucho de turno para no mirar al de enfrente, el cepillo de dientes…Y todo esto solo para ir a trabajar….

¡Ah! Se me ha olvidado deciros que a mi bolso le llamo cariñosamente Google, ya por deformación profesional… Y claro cada vez que me llaman al móvil o me quiero pintar los labios antes de que se pare el ascensor, pasa lo que pasa, que no encuentro el pintalabios, el móvil ya ni te digo, (y no quiero entrar en detalles del doble fondo que surge en algunos bolsos cuando se rompe el forro…)

Pero ¡Menos mal que esta aquí el señor Seo para arreglar este desmadre! Don Seo con sus técnicas por ahora infalibles. Digo, hasta que cambie de bolso o aparezca algún animalejo (algoritmos) como PandaPinguen que penalizan a las páginas que están demasiado optimizadas, corriendo el riesgo de que Google se cabree y te mande directo a el Sand Box (la caja de arena, lo peor que te puede pasar en Google… ya haré un post con todos los chantajeos a los que nos somete Google y que ahora le podemos sumar Facebook…) Volviendo al tema, que me pierdo…

Don Seo se encarga de esparcir el contenido de mi bolso, analizar detenidamente qué es cada cosa que llevo, mandar al garete lo que no sirve, y posicionar lo que es más importante para mi, el pintalabios y el móvil, así cuando meta la mano en el bolso lo primero que me encontraré sera eso y no otra cosa. Además toma en cuenta ¡cómo meto la mano en el bolso para buscar! (es muy meticuloso…)

Esto aplicado a las empresas, marcas o profesionales que se quieren posicionar en Internet es de vital importancia, ya que aparecer en los primeros lugares de los motores de búsqueda puede suponer la diferencia entre existir y no existir. Siempre es recomendable acudir a un profesional de este campo, normalmente los community managers  tocamos algo del tema, pero es más complejo de lo que se pueda pensar, requiere un estudio de palabras clave (keywords) adaptadas a lo que el usuario busca y a cómo lo hace, “además de” o “por encima de” lo que tu vendes y esto a veces es difícil de manejar.

Esto ¿qué quiere decir? Pues que su tu vendes melocotones y el usuario busca “malacotones”… te tendrás que posicionar usando esa palabra clave si quieres salir en los primeros puestos (es un ejemplo un poco basto, pero es así) ¿Como funciona esto? Pues cuando escribes el contenido de tu blog o web no lo haces de forma natural, si no incluyendo los términos de búsqueda asociados a tu marca, en diferentes párrafos  por orden de importancia de arriba a abajo, y con una densidad aceptable (porcentaje de palabras clave dentro de todo el texto).

Y claro ver la palabra “malacotones” veinte veces en un post es… ¡trágico! Hay otras formas de posicionamiento menos agresivas como el uso de enlaces externos a páginas de contenido de interés, como la Wikipedia, hacer uso de negritas, optimizar los nombres de las fotografías (ponerle el nombre “malacatones” a la foto en vez del texto, es mas discreto…) A mi personalmente no me gusta ser esclava del SEO, pero admito que es indispensable, por lo que hay que llegar a un equilibrio, pero si me pones a elegir me quedo con la calidad del contenido que con la densidad de las palabras claves.

Sinceramente el SEO me preocupa en cuanto a adquirir los conocimientos necesarios para llevarlo a cabo en mi trabajo de una manera decente, pero a nivel personal y de blog, no me preocupa en lo absoluto ¿una locura? No me extrañaría… pero no me gusta escribir sumando, restando, buscando a ver que busca la gente, y para colmo no se me da bien. No creo que “El Bolso de Mary Poppins” vaya a salir en los primeros resultados de búsqueda cuando metas en Google “seo” o “posicionamiento”, porque si sale ¡¡¡ me asustaría más que si no sale!!! Porque el título no tiene nada que ver con el tema ¿y…?

A mi realmente me interesa que leas esto, no que lo encuentren en Google, pero claro yo no vendo nada. Hay distintos puntos de vista como en todo, hay profesionales que le dan una importancia enorme al SEO, ya que si no te encuentran, ¿para qué sirven todas las demás acciones en redes sociales?, sin embargo hay quienes se niegan al detrimento de  calidad de su contenido a favor del SEO.

Metiendo palabras claves por doquier, haciendo la lectura repetitiva y monótona, y escribiendo básicamente contra natura. Una empresa necesita hacer Seo de una u otra forma, aunque ya son varias las opiniones que se decantan más por la conexión con el usuario y el contenido de calidad que por meter veinte veces la misma palabra clave. La pregunta es clara : “¿Seo o no Seo…? Esa es la cuestión”  ;)

Os dejo un enlace a un Tutorial de Seo vía www.portal-seo.com

email