christmas_cards6

La vida es como es: cada uno de nosotros está en su pequeño mundo, y hay lugares como éste, donde muchos pequeños mundos se pueden reunir. A mí me gustaría dejaros desde mi humilde opinión un mensaje:
Por muy dura que sea vuestra vida interior o exterior, no dejéis nunca de creer en los sueños, en la magia de la ilusión, en el amor, en la amistad, en las personas.
No perdáis el niño que lleváis dentro, esa pizca de inocencia, la capacidad de sorprenderos, de ver con los ojos de un niño las cosas bonitas de la vida. De ser felices aunque sea un instante.
La vida realmente es un suspiro, no somos más que polvo de estrellas que dejamos una huella muy tenue en este mundo, pero este mundo nos puede dejar una huella muy profunda si se lo permitimos.
Confiar, amar, perder y ganar, llorar, reír, besar, tocar, abrazar, son cualidades que poseen todos los seres vivos de alguna manera, pero los seres humanos de una manera muy especial, no las dejéis en el camino, vividlas cada día, como si no hubiera mañana.
Ser quienes somos,imperfectos, nos hace únicos e irrepetibles, todos tenemos algo que nos hace especiales y auténticos.

No os calléis vuestros sentimientos, si alguien os cae bien, os hace reír, disfrutáis de otro ser humano decírselo para  que lo sepa, porque no hay nada más bonito que poderle decir a otra persona que es especial. Todo sobra si falta el ser humano, todo.
Tenemos la obligación y el deber de disfrutar, de vivir, de soñar y de luchar por nosotros mismos y por todos los demás que no pueden hacerlo, por los que realmente sufren en este mundo.
Cada vez que veo que alguien lastima a un ser más vulnerable, como un niño, una mujer, un anciano, un discapacitado o un animal, abrazo a la gente que tengo a mi lado y les doy el amor que no les puedo dar a esa persona o animal que ha sufrido, porque es nuestro deber como seres humanos cuidarnos y respetarnos y proteger a los más débiles.
La tristeza, el sufrimiento, la angustia vital que pueden llegar a sentir las personas más sensibles a las injusticias de este mundo, es una carga con la que hay que vivir, pero de las mayores penas pueden surgir las mayores grandezas.

Son muchos, o casi la mayoría de los grandes artistas de nuestro mundo, que han vivido poco, llorado mucho, creado grandes obras y marcado al resto de nosotros, Anna Frank, F.S. Fitzgerald, Van Gogh, Mozart… sus más grandes obras surgieron de sus más grandes sufrimientos. Quizá merece la pena sufrir si con eso eres capaz de crear, de vivir, de amar y de ilusionarte aunque sea un suspiro en el tiempo.
Disfrutad de estas fiestas con la gente que amáis, no dejéis de echar de menos a la gente con la que no podéis estar, porque todo sentimiento de alegría o sufrimiento que te trasmite  otro ser humano es lo único real que hay en esta vida, lo único que permanece para siempre de algún modo.
La música, la literatura, el arte, son obras del hombre para el hombre ¿hay algo mejor que eso? ¿Qué el legado de la pasión, la ilusión, el esfuerzo y el amor que puso el artista en su obra para que otros las disfrutemos hasta que el mundo deje de serlo?. No lo hay, os lo puedo asegurar.
Un abrazo muy fuerte para todos. Y muy felices fiestas.
Mary Mar Camino
“Yo he visto cosas que vosotros no creeríais… Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia” (Blade Runner)

email